Issues and News

Antoni Gómez expone las principales preocupaciones para los auditores en 2015

08/04/2015

El presidente de Antea opina sobre las principales preoupaciones para los profesionales de Auditoría en un artículo del IFAC, como miembro del comité de SMP.

RETOS PARA LOS PEQUEÑOS Y MEDIANOS DESPACHOS DE AUDITORIA

La reciente encuesta global del IFAC para SMP reflejó que atraer nuevos clientes es la principal preocupación de los pequeños y medianos despachos profesionales, con un 58% de los encuestados que lo calificaron de alto o muy alto reto. Este reto es especialmente significativo en Oriente Medio, donde para un 80% de los encuestados es un gran desafío, mientras que en América central y Sur América, y Europa lo calificaron como importante o muy importante,  un 66 y 59% respectivamente.

La presión de abaratar honorarios es también muy preocupante para los auditores en algunas de estas regiones: 68% en Oriente Medio, 56% en Asia y un 52% en África.

El aumento de las responsabilidades reguladoras y los ingresos potencialmente más bajos por la presión de los honorarios se convierten en una muy peligrosa combinación y pueden comprometer la capacidad de las firmas profesionales para continuar operando en el futuro.

 

CAMBIANDO EL ENTORNO DE LOS NEGOCIOS

Los profesionales necesitan adaptarse al entorno cada vez más cambiante, al igual que su trabajo también está cambiando enormemente. Por un lado, la tecnología está simplificando algunas de las tareas que previamente eran parte del conocimiento especializado de los auditores y asesores. Por otro lado, las facturas electrónicas, acceso a la “nube” y la posibilidad de presentar declaraciones de impuestos online están permitiendo a profesionales y empresas conocer los requisitos de cumplimiento sin las habilidades y experiencia de las firmas profesionales.

La complejidad de los negocios y la competencia son también factores claves del entorno que afectan tanto a los profesionales como a sus clientes. La competencia es muy grande y la diferenciación de los competidores es crítica y está dificultando tomar las decisiones correctas.

La proximidad y el conocimiento de los problemas de  las PYMES, las habilidades de los auditores y sus conocimientos especializados, así como su escepticismo profesional, objetividad, habilidad para cuantificar los impactos de las decisiones en los negocios y el análisis de sus riesgos, pueden jugar un papel significativo para ayudar a las PYMES a buscar soluciones a la complejidad de sus negocios y tomar decisiones acertadas.

Las firmas de auditoria y asesoría necesitan considerar fusiones, asociaciones u otras maneras de expandir su capacidad para convencer a  potenciales clientes de sus capacidades para atender necesidades cada vez más complejas.

La internacionalización es también esencial. Es una oportunidad pero también un reto para las PYMES. Según la encuesta global del IFAC para PYMDP la mayoría de los encuestados (57%) informaron que sólo el 5% o menos de sus clientes tienen operaciones internacionales.

Si un PYMDP no solventa los problemas internacionales de los clientes, será cuestión de tiempo antes de perderlos. La buena noticia es que el 24% de los profesionales encuestados consideran la posibilidad de unirse a una red de firmas, asociación o alianza que le permita proporcionar ese servicio de internacionalización.

EL FUTURO

Entonces, con todos estos cambios y retos, ¿hay futuro para la profesión? Por supuesto que sí. Hay muchos elementos en su favor: la sociedad está demandando más transparencia: la información financiera y no financiera es un bien esencial no un asunto privado. Las compañías necesitan que alguien les proporcione seguridad para aumentar su confianza en sus negocios y las regulaciones y procesos son  cada vez más complejos. Por tanto, se demanda más personal cualificado e independiente.

Pero por otro lado,  los auditores necesitan adaptarse a los cambios que sus clientes están afrontando. Los auditores necesitan hacer atractiva la profesión para gente joven con talento e integrar la tecnología en su día a día. Necesitan innovar en atender las necesidades de los clientes y tener mentalidad abierta a diferentes culturas y profesiones. Seguro que la profesión será capaz de dar respuesta a estos retos, como lo ha hecho a lo largo del tiempo.

 

 

 

LEE EL ARTÍCULO COMPLETO AQUI